“Pero es divertido de conducir”

anuncio penoso toyota auris hybrid

P E N O S O

Desde hace unos meses, a los que nos gustan los coches nos ha tocado vomitar y cortarnos las venas cada vez que el tipo de la imagen sale en la televisión. Se ve que a la gente de marketing de Toyota les sobra el dinero y les gusta tirarlo. Porque lo han gastado en una mala empresa de publicidad, en un actor pésimo, en un anuncio cutre y mentiroso y aún encima pagan por que salga en la tele.

Poco después del rediseño del actual Auris (de lo más feo y mal diseñado que se podía, y puede, comprar en el segmento, opinión personal), empezó a aparecer un anuncio en que nos sale un tipo al volante de un Auris Hybrid. Como actor, pésimo. Intenta mostrar sensaciones y se le ve más que falso. Aún encima, diciendo verdaderas tonterías. Si ya el anuncio me parecía hecho un lunes de resaca bestial, acaba diciendo del Auris Hybrid que “es divertido de conducir”.

¡¡¿¿PERDÓN??!! Vamos a ver, sabemos que Toyota, históricamente, no ha sido la marca más pasional. De hecho, si queremos unir pasión y automóvil, no sería precisamente de las primeras que nos venga a la cabeza. Aún con todo, ha hecho coches realmente divertidos de conducir. Pero un Toyota Auris actual, y más un Hybrid… ¿¿DIVERTIDO?? Es un coche que es la perfecta definición de lavadora con ruedas. Un puro y duro electrodoméstico anodino para llevarte de forma somnolienta de un punto a otro, deseando que el trayecto acabe lo antes posible para acabar con el aburrimiento.

¿Es un mal vehículo de transporte? No, para nada, en ningún momento estoy diciendo eso. ¡Pero a eso, señores de Toyota y publicistas de tres al cuarto, no se le puede decir que sea divertido de conducir! Ensalcen sus virtudes (las que tengan), pero no digan tonterías, que mienten de tal forma que sentimos que se están riendo de nosotros a la cara.

Aborrezco el 99% de los vehículos actuales. Y lo hago con total conocimiento de causa, que conste. Mi futingo de diario, el Fiat Uno 45 S que fuera de mi abuelo, transmite mucho más y te hace sentir que de verdad estás conduciendo que el nombrado 99% de la actual lista de ventas. Y además da muchísimos menos quebraderos de cabeza (de hecho, no los da) y gasta menos que muchísimos utilitarios actuales. Sí, he dicho una gran verdad, que la grandísima mayoría de la gente confunde gastar con consumir combustible, y es bien diferente. Lo 2º va implícito en lo 1º, pero no son lo mismo, para nada.

Pero claro, qué le vas a explicar al individuo de turno que, cuando andas en tu clásico, te pregunta “oye, ¿y eso no gasta mucho?”. Porque lo único más suave que se te ocurre para decirle es “oye, ¿y tú eres así de tonto todos los días?”

A mi el llamado infoentretenimiento y demás zarandajas en un coche es algo que, hablando claro, me la pela. Cuando me siento en un coche, es para conducir, aunque sólo sea para ir a entregar un pedido. Mi música y punto, no hay más infoentretenimiento. Sigamos dejando que los ¿ingenieros? sigan jugando con la tecnología (supuestamente cómoda tecnología) y no sepan (o no quieran) diseñar. Que el diseño no es sólo hacer un frente de salpicadero bonito, es HACER BIEN LAS COSAS. Y cuando toca cambiar una simple bombilla en una lavadora actual es cuando ves que los ingenieros y diseñadores de verdad ya no existen, habiendo sido sustituídos por los de marketing, que así facturan para la marca en sus servicios oficiales.

Mientras tanto, en época de anuncios de lavadoras con ruedas de las que lo único que nos muestran es la conectividad de sus equipos de sonido, de anuncios en que te dicen que un compacto híbrido es divertido de conducir, de supuestos coches deportivos que emiten por sus altavoces falsos ruídos de motor (que un M5, por ejemplo, haga eso, es para encerrar a toda BMW)… al otro lado del charco Dodge intenta recuperar su prestigio y volver a subir en las listas de ventas. Y lo hace publicitándose, por supuesto. Pero con anuncios muy diferentes a todos los que vemos por nuestros lares hoy día en nuestras pantallas. Apuntando a su historia y, sobre todo, AL CORAZÓN DEL VERDADERO CONDUCTOR. Con anuncios que hablan de dónde vienen, otros que hacen patria, otros con humor… Y el último que han sacado de sus Charger, Challenger y Viper va directo a donde he dicho.

En ningún momento se ve el equipo de sonido, ni si tiene modo eco, ni cómo de rápido se conecta a tu Smartphone, ni sale algún famosillo, ni demás chorradas. Sólo apunta a la diversión.

PORQUE, SEÑORES DE TOYOTA, ¡ESTO SÍ ES DIVERTIDO DE CONDUCIR!

Anuncios