1ª Concentración Nacional del Club Talbot España

Concentración nacional del Club Talbot España

El pasado sábado 21 de Marzo se celebró la 1ª Concentración Nacional del joven Club Talbot España. Y, por supuesto, allí estuvimos.

Como socio de dicho club, me anoté desde el momento en que me comunicaron el tema de la concentración. No podía faltar. Sabía que iba a ser un buen día, seguro. Pero no, fue bastante mejor. Y lo que pasa en estos casos, muy corto.

Decidimos asistir en nuestro Talbot Solara SX, que ya conocéis de otros artículos de eventos, en vez de en uno de nuestros Simca 1200, por comodidad para el coche (un viaje largo al Solara “le importa menos”) y porque era seguro que asistirían bastantes más 1200.

1ª Concentración Nacional del Club Talbot España

La reunión sería en la plaza de toros de Valdemorillo, desde la que saldría una ruta hasta la Fundación Eduardo Barreiros y luego otra hasta el Guadarrama para la comida. Para después de la comida había programada otra rutilla.

De Coruña asistirían unos amigos con otros tres Solara, así que hablando con ellos decidimos viajar la noche del viernes al sábado, encontrarnos en Benavente, y llegar puntuales el sábado a la cita a las 9:00, para dormir allí ya del sábado al domingo y volver de paseo el domingo.

Para nosotros ésta era una cita muy importante y que nos ilusionaba muchísimo, por lo que los días anteriores fueron de limpieza a fondo del Solara (desmontando medio interior y limpiando bien todo), revisión y todo lo que fuera para que estuviera lo más bonito y presentable posible. De hecho, hasta encargamos unas alfombrillas nuevas a medida y personalizadas. Viernes a la tarde una última pasada, rápida revisión de niveles, meter en el maletero lo básico (aceite, anticongelante, pinzas y la caja de herramientas).

Cenar algo, maleta, descansar un poco, salir a tomar un cafecillo y a las 2:45 el motor Talbot comenzó a rugir camino de Benavente. Tras un viaje tranquilo acompañado de buena música, a la 5:00 en punto el Talbot y yo estábamos en Benavente. Poco después llegaron los compañeros. Tras casi una hora, un par de cafés y amena conversación nos pusimos en ruta tranquilamente. Bonita imagen la de ver 4 Talbot Solara comiendo km…

1º Concentración Club Talbot España

A eso de las 9 estábamos en Valdemorillo, siendo de los primeritos en llegar a la plaza de toros. Fuimos de los primeritos en llegar, y en cuanto llegaron los amigos de la organización y abrieron la plaza de toros, aparcamos en su interior y poco a poco fueron llegando el resto de asistentes. Contaba con que fuéramos unos 40 coches… qué bueno fue equivocarme y ver que nos reunimos ¡53 vehículos!

Una vez todos, allí pudimos contemplar unos cuantos Simca 1200 (sólo un 1ª serie) y Talbot Horizon, bastantes más Chrysler 150 de los que yo personalmente esperaba, algunos Talbot Solara, un par de Talbot 150, tres Talbot Samba, otros tres Simca 1000 (curiosamente uno de cada generación, de los que el de 2ª serie era un Simca 900), dos Talbot Tagora, un Chrysler 180 y un interesante Matra Rancho.

Un buen ambiente, sin duda. ¿Lo mejor para mi? Además de conocer a más amantes de estos coches, poder conocer a alguno con los que había comenzado a hablar por teléfono y whatsapp hace pocos meses, el poder encontrarme de nuevo con gente a la que hacía años (unos siete el que menos) que no veía y conocer en persona a otros con los que llevaba aún más años hablando por internet y teléfono (añorado foro de pieldetoro…) fue para mi algo tremendamente gratificante y que nunca olvidaré.

Un buen y curioso momento fue cuando, siendo aún pocos los que habíamos llegado, escuchamos una sirena; “vaya, policía, o una ambulancia, algo pasaría”, pensamos. Pero de repente la sirena se escucha por la entrada de la plaza de toros, y de repente hace acto de presencia un Horizon réplica de los que tuvo la Policía Nacional cuando eran marrones con la bandera de España a lo largo de cada lateral, con los luminosos originales y altavoz, completamente funcionales.

Una vez todos los asistentes en la plaza, y mientras hacíamos “vida social” (qué gente más maja conocimos), nos encargaron en secreto al amigo Xavi y a mi la elección de dos coches para dos premios, uno para el coche más racing (éste nos dio poco trabajo) y otro para el coche mejor conservado (éste sí nos dio mucho más curro, con cinco candidatos muy merecedores).

A la hora prevista, se salió en ruta para una visita concertada al Museo Eduardo Barreiros. Visita muy interesante, sin duda, que yo personalmente tenía ganas de realizar. El sitio, la finca en que está enclavada, permitía unas bellas fotos de toda la corte de vehículos aparcados sobre la hierba frente al museo y rodeados de completa naturaleza. En cuanto a la visita, me dediqué a observar la reproducción del despacho de Don Eduardo en Villaverde y especialmente con detenimiento todos los motores que allí tienen, algunos realmente muy interesantes, como un Zil ruso transformado o un increíble 8 cilindros bóxer diesel. ¿Críticas? Sí, las hay, especialmente a dos vehículos de los allí expuestos, y con todo merecimiento, pero eso quizá lo trate un día en un artículo aparte. Sí decir que nos prestaron un buen recibimiento y que, como dije, la visita, especialmente para mi en lo técnico, fue muy interesante.

Museo Eduardo Barreiros Concentración Club Talbot

Tras la visita, y sin que el buen tiempo atmosférico nos acompañase, nos dirigimos en ruta hacia el restaurante en que tendríamos la comida, el Alto del León, en el Guadarrama. Allí llegamos con una incesante lluvia y, tras una comida rodeados de gente excelente y con la que lo pasamos estupendamente charlando, se dieron diversos premios, nos hicieron hablar a Xavi y a mi (qué nervioso me pongo siempre en estos casos) y se repartieron bajo sorteo un montón de regalos, incluyendo piezas originales de nuestros coches, como bolsas de herramientas originales, carpetas de documentación e insignias. No nos vinimos de vacío, pues nos vinimos con unos chorizos y una botella de sidra que nos tocaron y que, he de decir, ambas cosas juntas estaban riquísimas.

Regalo concentracion club talbot horizon españa

Tras la comida estaba programada una ruta, pero se suspendió a causa del mal tiempo así que, la mayoría de los que veníamos de fuera de Madrid, nos dirigimos de nuevo a Valdemorillo, donde se pernoctaría, para el domingo volver tranquilamente. Uno de los asistentes tuvo que dejar su coche en el parking nada más llegar, pues el pobre Horizon venía renqueante, así que ya teníamos faena urgente que hacer, revisar ese Horizon a ver qué le podía suceder. Qué poco nos gusta a los “carbonillas” mancharnos y ayudar en estos casos, ¿verdad?

Tras intentarlo y el pobre Horizon negarse a arrancar por activa y por pasiva, se revisaron unos cuantos puntos, los imprescindibles, sencillos, pero vitales, para que su motor rugiese. Y todo estaba correcto hasta que a uno le pareció que el humo que expulsaba en los intentos de arrancar olía a gasoil. “No puede ser” nos dijimos. Una rápida comprobación (es lo que tienen estos coches a diferencia de las lavadoras actuales, cualquier cosa es barata, rápida y sencilla de comprobar)… y efectivamente, cuando repostó un desalmado “gasolinero” le echó un montón de gasoil a un Horizon 1.3 (es decir, de gasolina). Así difícilmente funcionaría… Bueno, reparación muy clara, vaciar el tanque y llenarlo de gasolina. Una vez hecho esto, el motor Simca del Horizon volvió a rugir.

Concentración Club Talbot Horizon España

Una vez todos contentos, nos fuimos a tomar algo y charlar de lo que nos gusta y apasiona. Una pena que en estos casos el tiempo se pase tan rápido, habría deseado muchas más horas.

¿La vuelta? El domingo tranquilamente los 4 Talbot Solara (dos SX, un SX Automático y un Escorial diesel) que procedíamos de Galicia nos volvimos tranquilamente disfrutando (esta vez sí) de un buen clima, parando a comer a medio camino, charlando de lo que nos gusta…

En resumen, un gran fin de semana, disfrutando de la 1ª concentración del Club Talbot España, con una gente magnífica, una buena organización… Qué pena que nos tocase el único día de lluvia. ¿Un defecto? Sí, que si por mi fuera tendría que haber durado una semana.

Nos arde el culo de que llegue la próxima.

Para los que no pudisteis acudir, y para los que tuvisteis el placer de ir y queréis rememorar el acontecimiento, aquí os dejamos una extensa galería:

Anuncios