¿IAVA? Pues sí. Pasen y vean

Insignia fiat iavaAbarth. Un nombre mítico donde los haya. Un nombre de culto. Cualquiera que esté mínimamente metido, aunque sea muy poco, en el mundo de las cuatro ruedas, sabe lo que significa la firma creada por el gran Carlo Abarth. Y no digamos, por supuesto, en Italia, donde se escucha el nombre y se hace una reverencia (y con razón). Los años 60 fueron su época más dorada, ganando tantas carreras que sería casi imposible contarlas. Trabajó con más firmas (como Porsche y Simca), pero su especialidad eran los Fiat. Los Fiat pequeños. Empezando por sus famosos escapes especiales hasta llegar a matagigantes como el Abarth 1000 TC Radiale. Hasta que en 1.971 pasó a formar parte del Grupo Fiat, siendo su departamento de competición y encargándose del desarrollo de las versiones deportivas de los turismos Fiat. Y así Abarth siguió tiñendo de oro sus letras hasta los años 80.


Fiat IAVA

Pero en el título pone IAVA, y en la foto que encabeza este artículo se ve bien clarita una insignia que nos dice FIAT-IAVA. Entonces, ¿a qué viene esta parrafada sobre Abarth? En el artículo que subimos el domingo sobre el aniversario del Seat 133 recordaréis que mencioné este nombre y dije que ya hablaríamos de ello. Pues no vamos a dejarlo pasar mucho tiempo.

IAVA quiere decir Industria Argentina de Vehículos de Avanzada. Por estos lares es una completa desconocida, pero sus similitudes con Abarth, salvando las distancias, son mayores de lo que se pueda pensar. De hecho, se la llega a conocer como “la Abarth argentina”. Abarth transformaba los pequeños coches de Fiat en máquinas mucho más rápidas. IAVA también.

Fiat IAVA 2

IAVA, S.A. era una firma independiente que fue creada por el grupo de concesionarios de Fiat de Argentina mayoritariamente, con una participación minoritaria de Fiat Concord. Estaba en Buenos Aires, en la localidad de Martínez, estaba presidida por Jerónimo Alberto Grossi y su responsable técnico era el ingeniero Juan Carlos Fisanotti. Su objetivo era ofrecer versiones con mejoras de rendimiento mecánico, de exterior y de equipamiento interior, siempre enfocado hacia un carácter deportivo, sobre los Fiat de serie. Su carrera duró 14 años, pero creó un montón de variantes, que hoy son objeto de culto en Argentina. Sus transformaciones a mi personalmente me encantan, por lo que vamos a conocer sus trabajos.

Coupé Mara:

IAVA Coupe Mara

Con el nombre de una liebre oriunda de la Patagonia, aquí tenemos al primer modelo desarrollado por IAVA, en 1.971. Su carrocería está realizada en fibra de vidrio siguiendo el estilo wedge design, y donde las líneas rectas determinaban todos sus detalles. Su mecánica, en posición central, era la 1.100 que después llevaría el Fiat 128 TV, llevada hasta 1.200 c.c. y alcanzando alrededor de 100 cv. Se fabricó una sola unidad (que se ha visto con diferentes detalles de carrocería) que quedó como prototipo, pasándose a trabajar en lo que sería el Fiat 128 TV.

Buggy Kikito:

Buggy Kikito

Creado en los ´70, este buggy montaba la caja del Fiat 600 y la mecánica del Fiat 128 TV (más adelante os hablamos de él). Se calcula que se fabricaron tan sólo entre 20 y 25 unidades, sin poderse dar una cifra fija.

Coupé Berlinetta:

Coupe Berlinetta

Salió a finales de los ´70, con carrocería de fibra de vidrio hecha a mano. Montaba la mecánica del Fiat 128 TV 1300, subido a 1.500 c.c., y con caja de 5 velocidades. Sólo se hicieron 2 unidades. Por desgracia, pues a diferencia del Mara, este coupé de motor central me parece realmente bello, con unas limpias líneas, muy equilibradas, con un resultado difícilmente mejorable y que hubiera merecido mayor difusión.

Y ahora os pasaremos a relatar los turismos modificados que produjo “en serie”. Pero antes un pequeño apunte, los datos que tenemos de rendimiento de estos coches están en HP (Horse Power, caballo de fuerza), sistema inglés, también utilizado en Argentina. Aquí en España normalmente nos entendemos con CV (Caballo de Vapor). Muchas veces se utiliza indistintamente y es algo completamente erróneo. La equivalencia es la siguiente:

1 HP = 1,01387 CV

128 IAVA TV 1100:

128 IAVA TV 1100

Sus trabajos “en serie” comenzaron con el Fiat 128 IAVA TV (por Turismo Veloz) 1100 en 1.971. Sus modificaciones respecto al Fiat 128 L del que deriva son numerosas. A la vista, lo primero que llama la atención son los vivos colores en que venían pintados, con franjas a contraste en capó, borde de maletero y laterales inferiores (éstas con la inscripción FIAT IAVA), disponibles en las combinaciones (carrocería-franjas) naranja-negro, blanco-verde, verde-azul y verde-naranja; además de unas preciosas llantas de aleación, que se convertirían en una seña de identidad de los productos de IAVA, acompañadas de neumáticos anchos con perfil bajo. También una gruesa cola de escape propia, de forma ovalada, con el nombre IAVA en relieve en su parte inferior, que podéis apreciar en la segunda foto de este artículo.

128 IAVA

En el interior se modificaba el salpicadero, con un cuadro de relojes (con estos personalizados con el logo de IAVA) muy completo, con velocímetro tarado hasta 210, cuentarrevoluciones tarado hasta ¡10.000!, nivel de gasolina, temperatura de agua, temperatura de aceite y presión de aceite. También los asientos, siendo el del conductor diferente al del acompañante, más envolvente y con ¡¡cojín inflable!! Sí, como oís, con cojín inflable para adaptarlo a la espalda de cada uno. Montaba un volante deportivo en forma de X (arriba), con el centro como un hexágono de una tuerca (símbolo de IAVA) y 3 agujeros hexagonales en cada radio. Este volante sólo se montó en 1.971, pues para 1.972 se pasó a uno en forma de K (abajo).

128 IAVA 1100 IAVA

Y lo más importante, las modificaciones mecánicas. El 1.1 de serie aumentaba su compresión, contaba con un nuevo árbol de levas con mucho más cruce y equipaba un carburador Weber IDF de doble cuerpo. Se llegaba a los 71 hp a 7.000 rpm (esto nos da una idea del carácter deportivo y puntiagudo de este motor, con la potencia muy arriba). Sobrepasaba los 160 km/h. Según prensa de la época, se le podía estirar hasta las ¡¡9.500 rpm!! No en vano, como se puede ver en la foto que está justo encima, su cuentarrevoluciones empezaba a contar en… ¡3.000! Tenía barra estabilizadora, suspensión más baja y dura y frenos de disco delante. Su precio era un 20% superior al 128 L de serie.

128 IAVA TV 1300 “Franja ancha”:

128 IAVA TV 1300 “Franja ancha”

La versión de 1.3 litros apareció en 1.974 y tuvo tres versiones, conocida la primera como “Franja ancha”, siendo el motivo bastante evidente. Se buscó una estética más moderada respecto a su antecesor, el 1100 TV, para llegar a un mayor abanico de potenciales clientes, no sólo a los “quemados” que gustaban de picar y aparentar desde lejos con la agresiva presencia de su coche. Seguía teniendo colores vivos, pero como se puede ver, la decoración se redujo a los parachoques negros, una franja entrecortada en los laterales a la altura de la cintura y una línea en el borde del maletero. En las aletas traseras, sobre la franja, portaba la insignia de 1300 TV. Tanto se buscaba la moderación estética que hasta las preciosas llantas de aleación, antes de serie, eran opcionales… Os transcribimos la declaración de uno de los responsables de su creación:

Buscamos un coche más dúctil que el 1100. Y eso nos costó muchísimo más trabajo que si hubiéramos tenido que prepararlo para correr. Hacer un coche de carrera directamente es mucho más fácil. El imperativo era hacer un modelo con prestaciones interesantes pero lo suficientemente dúctil como para que lo use cualquiera […] El usuario se ve gratificado, por otra parte, con la venta de repuestos en cualquier concesionario Fiat, quienes a su vez se encargan de distribuirlo”.

128 IAVA TV 1300 “Franja ancha” 2

Pero ¡ojo!, el que tenga una apariencia más sencilla y tranquila no quiera decir que sea un dulce corderito. El 1300 de serie contaba con un nuevo árbol de levas con más cruce, un carburador Solex 34 de doble cuerpo con un nuevo y mejorado colector de admisión y un nuevo filtro de aire, alcanzando los 82 hp a 6.750 rpm. Bajo la carrocería se escondían barras estabilizadoras más gruesas y amortiguadores nuevos especiales de diseño exclusivo de IAVA, fabricados por Fric-Rot. Por supuesto, el interior venía modificado como en el anterior 1100 TV. Su precio respecto al 128 L 1.3 de serie era un 11% más caro sin la opción de las llantas, y un 13% con ellas.

128 IAVA TV 1300 “Doble línea”:

128 IAVA TV 1300 “Doble línea”

Se fabricó entre 1.977 y 1.978, y su apodo está más que claro, sustituía la anterior franja entrecortada por una más sencilla y discreta línea doble que daba la vuelta a la carrocería. También cambiaba su parachoques trasero por uno más grande. Bajo el capó había ahora disponibles 88 hp a 7.000 rpm. Las últimas unidades venían con un nuevo volante en T, una nueva instrumentación con grafías más claras, velocímetro hasta 200 km/h y cuentarrevoluciones hasta 9.000 rpm, además de asientos en skay negro (abajo).

128 IAVA TV 1300 “Doble línea” 2

128 IAVA 1300 TV “Tres líneas”:

128 IAVA 1300 TV “Tres líneas”

También conocido como “Triple línea”. Empezamos por una franja, pasamos a dos líneas más finas y llegamos a tres aún más finas y unidas… Su única diferencia exterior era dicha decoración de tres líneas unidas de más oscura a más clara en orden descendente y convivió con el “Doble línea”. ¿Y qué diferencia había entre los dos, una simple línea decorativa? No, por supuesto que no, eso puede que ocurra en coches actuales, pero esa línea a mayores nos indicaba que en el interior portaba un asiento más deportivo y bajo el capó… casi nada, pues ahora había disponibles 100 hp a 6.750 rpm, merced a un nuevo carburador más grande y una mayor compresión.

Desde 1.978 se aumentó su potencia hasta los 102 hp a un régimen ligeramente más bajo, 6.500 rpm. Teniendo en cuenta que su peso era de tan sólo 850 kg, era capaz de acelerar de 0-100 km/h en menos de 10 segundos y llegar a pasar los 170 km/h.

Esta potencia no es tontería alguna, pues no olvidemos que se trata de unos “simples” 1.300 c.c., con lo que los IAVA llegaban a alcanzar una relación de algo más de 79 hp/litro. Y son los años ´70 y un turismo pequeño vendido como coche de serie en un concesionario. Un contemporáneo suyo, sin salirse de Fiat, el 131 Abarth Rally, tenía una relación de poco más de 70 hp/litro…

128 IAVA 1300 TV “Europa”:

128 IAVA 1300 TV “Europa”

Fue la última versión modificada sobre el 128, y se corresponde con el reestilizado que Fiat hizo al 128 berlina. Su apodo, Europa, es como llamaba Fiat a esta última versión del 128.

Además de las modificaciones de carrocería correspondientes al restyling de la versión de serie, se le incluyó un faldón delantero con faros antiniebla y la franja lateral estaba pintada en degradado, en tonos en contraste con el color de la carrocería. En ella iba incluída, sobre las puertas traseras, la inscripción 1300TV (en la izquierda, pues en la derecha ponía TV1300).

128 IAVA 1300 TV “Europa

El tapizado interior era específico de esta versión, con skay en los laterales y tela a cuadros por el centro. Seguía montando el volante en T, pero el salpicadero pasaba a ser el de plástico de los 128 Europa de serie, pero equipando, por supuesto, un cuadro de relojes propio más completo.

Estaba disponible tanto con el motor de 88 como con el de 102 hp. Se estima que se hicieron unas 60 unidades.

133 IAVA T:

Fiat IAVA 133 T

Algo ya os debe de sonar este coche, pues lo nombramos en el artículo sobre el aniversario del Seat 133. La versión potenciada por IAVA sobre el Fiat 133 apareció a mediados de 1.979 y se fabricó hasta 1.981, con una estética muy llamativa, con vivos colores y la ancha franja central de la carrocería pintada completamente alrededor del coche en un tono resaltado a juego con la pintura principal.

Fiat 133 IAVA

Además su exterior se veía adornado por un faldón delantero, unos faros adicionales sobre la defensa, un curioso spoiler trasero, una doble salida de escape cromada y las preciosas llantas características de IAVA. En su interior, un tapizado igual al 128 IAVA Europa, su volante en T y un cuadro de relojes más completo. Su mecánica estaba trabajada para llegar a los 50 hp. Eso son 10 más que el Fiat 133 de serie… Y todo ello por un precio tan sólo un 2% superior.

133 IAVA TOP:

FIAT IAVA TOP

El TOP fue el sucesor del 133 T pero… salta a la vista que su planteamiento es muy distinto. Sí, es un producto de IAVA y montaba la misma mecánica de 50 hp del 133 T pero su estética había perdido cualquier ápice de deportividad. Se le intentó modernizar estéticamente de la forma más barata posible y eso, a principios de los ´80, significaba aplicar plástico por doquier. Se le pusieron parachoques plásticos más grandes y protecciones laterales. Atrás, se le agregó una enorme plancha plástica entre los pilotos y la matrícula pasó al parachoques. Delante, sin modificar para nada las aletas y la plancha frontal ni los faros, se le aplicó una enorme máscara plástica que queda como un enorme “pegote”, no armoniza ni lo más mínimo con las líneas del coche y queda como un añadido mal colocado.

fiat iava top detrás

Su interior pasaba a ser también más “normal”. Ya ni siquiera traía las típicas llantas IAVA, incorporando las de chapa de serie del Fiat 125 S. A cada lado, entre la puerta y el paso de rueda trasera, llevaba el anagrama TOP. Sus plásticos eran de diferente color, siempre a contraste con el color de la carrocería. Sólo se fabricó en 1.982.

147 Sorpasso CL:

147 Sorpasso CL

Se presentó a finales de 1.982 sobre la base del Fiat 147 CL 1100 (una evolución más sobre el veterano Fiat 127). Pero podemos decir que la versión de base y la IAVA tenían en común la carrocería y parte del interior. Y poco más…

Exteriormente contaba con unas nuevas defensas, un faldón delantero con faros antiniebla, un spoiler trasero, el nombre de la versión serigrafiado, una plancha de plástico entre los pilotos, la matrícula desplazada al parachoques y las típicas llantas de aleación de IAVA.

147 Sorpasso CL 2

En su interior contaba con un nuevo volante deportivo de tres brazos y una instrumentación específica más completa.

147 Sorpasso CL interior

Pero mecánicamente… era otro mundo. El tanque de combustible se cambiaba por uno mayor, de 53 litros. Contaba también con una caja de cambios de relaciones más cortas, así como un nuevo escape diseñado por IAVA. Bajo el capó se usaba de base el motor del 128 IAVA 1300 TV, y eso ya es garantía de prestaciones. Se instalaba en la versión de 88 hp. Entre esa joyita de motor, su bajo peso y caja de cambio más corta, este pequeño era capaz de abatir el 0-100 en tan sólo… ¡8,2 segundos! Su velocidad máxima llegaba a los 165 km/h. Una pequeña bomba.

147 Sorpasso TR5:

147 Sorpasso TR5

Se presentó a mediados de 1.983 y su única diferencia con su antecesor era la incorporación de una caja de cambio de 5 velocidades (de ahí su nombre). Estéticamente sólo cambiaban las líneas decorativas, rojas en los coches negros y negras en los demás. Su producción finalizó al año siguiente, en 1.984. Se estima que se produjeron de ambas versiones poco más de 400 unidades.

SEVEL  en Europa es una joint-venture entre Fiat y PSA (Sociedad Ensambladora de Vehículos Europeos Ligeros) para la fabricación de comerciales ligeros, de hasta 3.500 kg de PMA. Pero en Argentina, SEVEL quiere decir Sociedad Europea de VEhículos para Latinoamérica, y era (estuvo activa entre 1.980 y 1.996) una joint-venture entre Fiat y Peugeot, para la fabricación de vehículos en Argentina.

¿Y a cuento de qué os contamos esto? Pues porque a finales de 1.984, SEVEL decide desarmar todas sus empresas subsidiarias, y entre ellas estaba IAVA. Por lo que, por desgracia, la gran aventura de IAVA y sus magníficas preparaciones tocaba a su fin. Una verdadera lástima.

El IAVA camuflado:

IAVA camuflado

No, no se trata de un IAVA pintado con colores de tanque de guerra. A finales de 1.989 apareció una versión potenciada del Fiat Duna SC, denominada Duna SCX. IAVA no existía desde hacía casi 5 años, pero este coche era en toda regla un IAVA pero sin los logotipos. Un IAVA “camuflado”.

IAVA CAMUFLADO 2

Esta versión con el motor 1500 de serie del Duna SC, pero con 8 hp más, llegando a los 90. Estéticamente contaba con un alerón posterior, faldones trasero y delantero con faros antiniebla, llantas de aleación, una fina doble franja de color rojo recorriendo su contorno y una X roja añadida a su insignia trasera. En su interior, además de un tapizado específico, contaba con un nuevo volante deportivo.

IAVA duna interior

Fue la única versión especial que se hizo sobre el Duna y fue el último Fiat de la historia con los “genes IAVA”.

FIAT DUNA IAVA

Los IAVA, por suerte, a día de hoy son coches de culto en Argentina, y no es para menos. Espero que os haya gustado y que ahora conozcáis un poquito más sobre estos grandes desconocidos en Europa.

No olvidéis que en España tuvimos algo parecido, aunque por desgracia su historia fue muchísimo más corta, Ddauto (Desarrollos de Automoción). Pero eso ya es otra historia…

Anuncios